Llorar aterriza con ‘Te Dejo En Paz’ como presentación

llorar_te_dejo_en_paz
Foto: Jordi Marín

Llorar aterriza con ‘Te Dejo En Paz’. Como muchos grupos, Luis y Ani se conocieron en una fiesta organizada por un amigo común. Luis Ryoga había tocado el teclado en hoteles y había compuesto canciones para audiovisuales, teatro y publicidad. Por su parte Ani había hecho sus pinitos cantando en varias bandas También destacaba su labor a los platos como Plata, haciendo dúo con Oro, habiendo pinchado en Apolo, Freedonia o el Pop Bar de Razzmatazz, entre otros sitios.

El caso es que la química hizo efecto inmediatamente, y la posibilidad de montar un grupo comenzó a planear, aunque no acabaron de lanzarse. Finalmente Llorar nace en un invierno pre-apocalíptico y sus pilares son cientos de mensajes y audios de WhatsApp llenos de ideas, música y aesthetics. Luis le propone a Ani concursar en el Prom Fest, graban su primera canción, una versión de ‘Dos Hombres Y Un Destino’ de Bustamante, y consiguen quedar finalistas. En abril de 2020 se publica su versión en el casete recopilatorio del Prom Fest 2020, marcando el inicio oficial de Llorar.

A Ani le han influenciado Los Fresones Rebeldes, Jeanette, o Gigliola Chinquetti. Entre las preferencias de Luis encontramos a Mecano, La Buena Vida, Federico Mompou, Daniel Avery, Yurena, Daft Punk o Claude Debussy. A ambos les encanta la naturaleza y el arte, y también la cotidianeidad y la realidad que les rodea: decadencia, drama y belleza. Les gusta ser millennials y a los dos les encanta llorar y creen que debería hacerse más a menudo.

Desde Barcelona Ani y Luis nos tren ‘Te Dejo En Paz’, adelanto de lo que será su Mini-LP. En este single entregan dos canciones de cariz muy diferente, ambas arregladas y producidas por el propio Luis Ryoga. La primera es un ejercicio de tecno-punk-pop muy acaramelado que esconde una historia disparatada, ácida y divertida.

Una canción con una melodía de esas que se pegan con una facilidad pasmosa y que le dan al grupo los golpes de personalidad que les define. Jaume Fiol aporta su chispeante guitarra en esta deliciosa canción y el videoclip que lo acompaña, aventurero y fantástico ha sido dirigido por Oro y Plata y cuenta con la participación, en el papel de secuestrador, de Evripidis Sabatis.

Por su parte ‘Siempre Iwal’ engancha con su parte más melódica y melancólica: colchones de teclados, bajos dub y una melodía que podría ser una perfecta actualización de Jeanette o Claudine Longet. Delicadeza, ocurrencias, personalidad y armonías.

Si quieres ser de los primeros en seguirles, aquí te dejamos el enlace directo a su perfil de Instagram. ¡Dale al botoncito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.