Segunda Noche del Polar Live Weekend con El último Mono, Driive y Fulcanelli

El festival Polar Live Weekend tuvo lugar este fin de semana en la sala Costello de Madrid. Nosotros pudimos astistir a la seguda de las noches, con un cartel que prometía ya desde sl anuncio: El último Mono, Driive y Fulcanelli.

Los primeros en subir al escenario fueron El Último Mono, un jovencísimo grupo de la capital que acaba de lanzar su segundo EP bajo el nombre de ‘Préndelo otra vez’. Este festival era una oportunidad para darse a conocer y no la desaprovecharon, haciendo sonar tanto temas del antiguo disco como del nuevo.

Bien es cierto que cuando abres el cartel te enfrentas a arrancar con poco público delante, pero estos chicos se lo supieron montar y la sala acabó bastante más llena cuando terminaron su actuación. Salvando el bajo volumen del micrófono (se arregló, pero habitual en la Costello) una actuación con gran sonido.

Se guardaron el single ‘Uróboros’ para el final, de manera muy inteligente. Ese ‘préndelo otra vez’ que se repite al final de la letra, además del título, invita a volver a poner el disco cuando acaba. Y así pasa en el directo, de desconocidos a querer repetir.

Si alguien se llevó la noche claramente fueron los Driive. No en vano ha pasado ya un año desde su primer disco y el segundo está en camino. El público ya se sabía las canciones, pero es que además jugaban en casa. Con una audiencia entregada y agolpada en las primeras filas arrancaron tocando su nuevo single ‘Revolution 91’.

Un directo de Driive no se puede ver en foto, hay que vivirlo. No es ya que en la grade se destile buen rollo, es que en el escenario también. Todos los miembros del grupo se mueven mucho cuando actúan pero es que el vocalista no para de bailar desde el primer minuto hasta el último. Así se fueron alternando canciones nuevas y conocidas, acabando como ‘The Show’ como a ellos les gusta. Pero en este caso vale más un vídeo que mil palabras y aquí os dejamos una muestra del Show que llegaron a montar.

Terceros pero no por ello menos importantes, fueron los barceloneses Fulcanelli. A pesar de que hubo algunos problemas con los amplis que retrasaron el inicio, eso no importó al público que les esperaba. Y ese es uno de los rasgos, interacción con el público y humor irónico. No faltaron los temas de ‘Tercer Intento’ mientras nos explicaban que un disco cuando está a la venta “hay que pagar dinero, ese es el concepto”.

Con ellos se cerró tanto la noche como esta edición del Polar Live Weekend, si bien vista la aceptación estamos seguros de que habrá más. Desde luego, la noche de la capital estará lista para recibirlas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *